Última actualización el 22/01/24 por David Naranjo

Smeg BCC, la espresso automática vintage

En el año 2021, la famosa marca italiana de electrodomésticos estilo vintage lanzaría al mercado su primera cafetera espresso automática, la SMEG BCC, tomando el riesgo de adentrarse en un mercado bastante prolífico. Como es habitual en el fabricante italiano, su mejor arma es el diseño, que se puede ver perfectamente reflejado en este aparato, pero también esconde algunos secretos, que vamos a descubrir juntos en este artículo.

Smeg BCC01 Negra

- Diseño Vintage.
- Molinillol integrado.
- Depósito 1,4 litros.
- 5 niveles de molienda.

Nuestra puntuación: 7,8/10

  • Diseño
  • Funcionalidad
  • Mantenimiento
  • Relación calidad/Precio
  • Calidad del café

Smeg BCC, características generales

Para los que no conocéis la marca Smeg, se trata de una empresa familiar fundada en 1948 especialista en electrodomésticos, mundialmente conocida por sus frigoríficos de estilo vintage, con los que establece su reputación en todo el mundo a mediados de los años 90.

Diseño vintage y tecnología moderna

Como os hemos mencionado anteriormente, la fuerza de esta maraca está en su diseño. En este aparato encontramos las típicas curvas, colores de los años 50 y su frente en cromado firma de Smeg.

En el frente no encontraréis un solo botón, ni pantalla táctil, para realizar todas las operaciones tendréis 5 botones en la parte superior del aparato. La máquina es extremadamente sobria, pero esconde algunas opciones con las que podréis personalizar vuestras recetas de café.

Se pueden encontrar a la venta 2 versiones disponibles: una sin panarello (espumador de leche), la Smeg BCC01 y una segunda que dispone de esta opcion integrada, la Smeg BCC02.

Molinillo de acero con 5 posiciones

La Smeg BCC está equipada con un molinillo de acero rápido y silencioso, que os permitirá preparar un café a partir de granos recién molidos para poder disfrutar de todos los aromas.

Tendreis la posibilidad entre 5 moliendas diferentes y su depósito de granos tiene la capacidad para 150 gramos, algo pequeño teniendo en cuenta que un paquete estándar pesa alrededor de 250 gramos.

Compacta y fácil de utilizar

Buenas noticias para los que no disponéis de mucho espacio, ya que Smeg ha fabricado esta máquina pensando en las cocinas pequeñas, una cafetera destinada a hogares donde no convivan muchos bebedores de café, puesto que solo puede preparar un café a la vez. 

El aparato mide solo 18 cm de ancho por 43 en profundidad, bien lejos, por ejemplo, de la Delonghi PrimaDonna Soul, 2 veces más ancha. En cuanto a funcionamiento, la Smeg BCC no es para nada una de las cafeteras automáticas más sofisticadas del mercado. No dispone de pantalla táctil, solo prepara un café a la vez y ni pensar en registrar personalizaciones.

smeg-bcc

Para realizar cada operación, disponéis de 5 botones que se encuentran en la parte superior de la cafetera, con los que podréis ejecutar hasta 8 funciones.

Os explico. Cuando la luces LED de la cafetera son blancas, podéis preparar: un café fuerte (ristretto), un espresso, un café largo y hacer correr el agua caliente (un botón para cada preparación).

Cuando las luces se muestran naranjas, podréis preparar exactamente las mismas recetas pero más suaves, con menos concentración de café. Para pasar de un “menú” al otro, será suficiente con pulsar el botón solitario (sin símbolo) que se encuentra debajo de los otros. Para cambiar de agua caliente a vapor para espumar la leche, tendréis que realizar la misma operación.

Personalización limitada

Como ya hemos comentado anteriormente, esta cafetera no es la que más funciones ofrece, y tan solo se puede personalizar la cantidad de agua en cada preparación. Para ello, tendréis que apoyar durante 3 segundos el botón de la receta que queréis personalizar para que la preparación comience y apretar de nuevo el mismo botón cuando alcance la cantidad deseada. De esta manera los parametros quedan registrados para las siguientes extracciones.

Justo encima de los botones podemos encontrar 5 símbolos que nos indicarán si tenemos que llenar el depósito, cargar con granos, vaciar los posos o realizar un programa de descalcificación. Aunque no son demasiado gráficos, suponemos que no tendréis problemas para comprenderlos.

smeg-bcc-contenedores

Capacidades limitadas y solo una preparación a la vez

Las dimensiones compactas de este aparato influyen directamente en las capacidades del depósito de agua y los contenedores de granos y posos de café. El contenedor de granos puede contener solamente 150 gramos y el depósito de agua tiene una capacidad de 1,4 litros.

Aunque no es enorme, este depósito puede acoger un cartucho para filtrar el agua. Esta cafetera no tiene trampilla para café molido, que puede ser útil si consumis café descafeinado. Se puede acceder al depósito de agua mediante un asa, lo que resulta bastante práctico.

La boquilla de extracción solo preparará un café a la vez y la podréis ajustar según el tamaño de la taza. Debajo, encontraréis la bandeja recoge gotas desmontable, que tendréis que vaciar antes de que desborde.

Justo detrás de esta bandeja, si tiráis como si fuera un cajón, se encuentra el contenedor de posos de café, con capacidad para 8 porciones, que también deberéis vaciar regularmente.

¿Es fácil de limpiar?

Como la mayoría de cafeteras espresso automáticas, este aparato enjuaga las boquillas en cada encendido, eliminando los posibles residuos que hayan quedado de las extracciones anteriores. Para realizar un proceso de descalcificación, una luz indicadora en la parte superior os avisará cuando llegue el momento. Para realizar esta operación bastará con leer el manual y seguir los pasos, muy fácil.

Todos los elementos desmontables de la cafetera se retiran y limpian fácilmente. En su manual de instrucciones, Smeg no autoriza el lavado de estas piezas en el lavavajillas, aunque no tardaréis mucho en darle un enjuagado.

A través de una tapadera que se encuentra en un lateral del aparato, tendréis acceso al grupo de extracción, al que podréis acceder fácilmente si necesitáis limpiarlo o reemplazarlo.

smeg-bcc-controles

Otros detalles a tener en cuenta

La primera cafetera automática de Smeg se defiende bastante bien en este apartado, llegando a competir directamente con las mejores del mercado.

El primer café tras el encendido estará listo en 1 minuto 20 segundos, teniendo en cuenta todas las funciones que tiene que realizar la máquina, para el segundo, 2 minutos después, el tiempo para que la cafetera se prepare para una nueva molienda y extracción.

Ruido y consumo eléctrico

La Smeg BCC es relativamente discreta, y se sitúa entre las menos ruidosas en muchas comparativas, aunque no existe todavía una cafetera con molinillo que no forme algo de ruido.

En cuanto a consumo eléctrico no es de las más baratas, aunque no la notaréis en la factura, ya que solo supondrá un aumento de unos 30 céntimos a final de mes.

Relacion calidad/precio

La cafetera Smeg BCC, al igual que todos los electrodomésticos de la marca, son máquinas de muy buena calidad y que merecen su precio.

Sin embargo, en el apartado de las cafeteras, con todos los competidores que existen en el mercado, podréis encontrar cafeteras con el mismo precio con muchas más funciones y la misma calidad, eso si, si os gusta su diseño vintage, no encontrareis el mimo en otro aparato.

Ventajas e inconvenientes

Ventajas

  • Diseño vintage
  • Fácil manejo
  • Aparato compacto
  • Facilidad de mantenimiento
  • Molinillo de calidad
  • Tiempo de calentamiento rápido
  • Café de calidad

Inconvenientes

  • Precio elevado en comparación con otras cafeteras de las mismas características (al comprar Smeg, pagamos buena parte en el diseño)
  • Nada de bebidas lácteas automáticas
  • Interfaz inexistente
  • Capacidad de una sola taza
  • El depósito de café es demasiado pequeño (150gr)
  • Apagado automático demasiado rápido (ahorro de energía)

Smeg BCC01 Negra

- Diseño Vintage.
- Molinillol integrado.
- Depósito 1,4 litros.
- 5 niveles de molienda.

Características técnicas

  • Molinillo: cónico de acero
  • Molienda ajustable: 5 niveles
  • Presión: 19 bares
  • Potencia: 1350 vatios
  • Numero de tazas: 1
  • Poids: 8,4 Kg
  • Capacidad del depósito: 1,4 litros.
  • Medidas: 18 x 43 x 33 cm

Nuestra opinión

La Smeg BCC es una cafetera compacta, con un bonito diseño y silenciosa. Estamos ante un aparato que puede convencer a usuarios que no dispongan de mucho espacio y que adoren el estilo vintage, porque a pesar de ser una cafetera de calidad, se pueden encontrar en el mercado máquinas con muchas funciones al mismo o incluso a mejor precio. Eso sí, si no os importan las funciones y quereis una cafetera bonita, simple, duradera y estais dispuestos a pagar el precio, esta es vuestra cafetera.

Cafecalentito

cafetera-espresso-manual

Guía de compra cafeteras espresso manuales 2024

Si estás en leyendo esto es porque necesitas una buena cafetera espresso manual. Pero, ¿cómo elegir el modelo perfecto? Lee nuestra guía de compra de cafeteras espresso manuales para salir de dudas.

Por si no encontráis lo que estáis buscando…

Delonghi FEB3535.SB
Delonghi FEB3535.SB

Delonghi Dinamica FEB3535.SB - Guía de compra 2023[lwp_divi_breadcrumbs home_text="Inicio" link_color="#ff8000" separator_color="#78c44c" current_text_color="#78c44c" _builder_version="4.19.4" _module_preset="default"...

David Naranjo

David Naranjo

¡Gracias por unirte a esta taza de conocimiento cafetero! Soy David Naranjo, tu guía en el apasionante mundo del café. ¡Disfruta, aprende y prepárate para saborear nuevas experiencias cafeteras!

Pin It on Pinterest

Share This